domingo, 9 de abril de 2017

Ayudante de topógrafo

                                                 
Año 1980
En el año señalado yo estaba fuera de la banda de música. Ya había estado en ella en dos oportunidades  como suboficial (Los oficiales son los capos),la primera vez como  saxofonista (me pasé tres meses como tamborero hasta que agarré el saxo) y la segunda vez también con el grado/jerarquía de agente pero como saxofonista y arreglador orquestador. En esta segunda vez reingresé con la propuesta del  entonces director de la banda de música de  postularme para que  se hicieran los medios para pasarme a la jerarquía superior (como oficial) porque los arreglos orquestales corresponden a los oficiales ya que los músicos suboficiales (sargento, cabo, etc) son solamente músicos ejecutantes o  bien llamados “Músicos de atril”..
Pasaron dos años y se elevó la propuesta para mi ascenso y no pasó nada, y en ese entonces le dije al director que presentaría la renuncia porque hacer dos trabajos por el precio de uno solo no era negocio, y me fui de la banda de música por segunda vez.
Al tiempo que ahora haré referencia es un período de casi diez años posteriores. Un día recibo la visita del cantor Ricardo Contreras y  me dice:-Hugo, tengo la invitación para cantar en una cena en la casa de gobierno. Van a ir muchas autoridades actuales y sobre todo conviene quedar bien con éstos-.”Éstos” era el último gobierno de facto en el Chubut (y en toda la Argentina).
Los “Éstos” no fueron los únicos malos que le hicieron daño a la Argentina. Por el hecho de andar siempre con la música, mas bien con la guitarra, tuve cercanías con los políticos (de todos los colores) y se escuchaban  y se veían cosas  no muy buenas, intenciones no muy santas. Recuerdo que mi amigo Oscar “Tatín “López,(Cuando  adolescente fué alumno de guitarra) al enterarse que yo les había hecho un jingle para los peronachos, me dijo que lo cobrara lo más rápido posible sino no me iban a pagar, y los perucas jamás me pagaron.
En esa oportunidad llevé mi guitarra del  luthier  Andrés Marín  , la “Española de España”, año 1926,herencia de familia (Ésta es  una de las guitarras/luthier  que utilizó nada menos que el máximo guitarrista paraguayo Agustín Barrios ,autor de “La Catedral “ y “Danza Paraguaya”, ambas obras bellísimas para guitarra que también se pueden  tocar con cualquier instrumento).
Llegó el momento y fuimos a Rawson  capital del Chubut (Hay otra Rawson en San Juan y es posible que otra más en Buenos Aires, ideas de  los políticos de turno de poner este nombre a distintos lugares  de nuestro país).Esperamos que los asistentes terminaran de cenar y comenzamos  nuestro show musical como quién dice “Para los postres”.
Como  siempre Ricardo cantando algún tema folclórico y muchos boleros y baladas. El cantor al igual que los músicos de vientos (saxo, trompeta, etc) no puede llenarse la panza y pretender cantar o tocar el instrumento. El diafragma dice que NO, entonces terminamos la presentación y fuimos a la cocina a cenar.
Estábamos en plena cena cuando recibimos la  presencia de Carlos Lorenzo, amigo de Ricardo y en ese entonces secretario privado del gobernador Niceto Echaury Ayerra (Hoy Carlos Lorenzo es un conocido político del Chubut). Carlos L. nos comenta que Ricardo hizo furor en el público femenino asistente (no es para menos con tremendo vozarrón)y agrega diciendo:-Pero Hugo (yo) dejó sorprendido y maravillado al gobernador por como domina la guitarra-.-Si (dice Ricardo C) ,pero
no lo vamos a tener más porque Hugo se nos va porque no tiene trabajo-. Carlos L le dice a Ricardo,-Dejame  hablar con alguien y después te comento-, y se fue al salón donde estaban los asistentes a la cena. Con Ricardo seguíamos  morfando tranquilamente cuando de pronto aparece un señor que mirándome directamente me dice:-Señor Juárez, soy el Mayor Pellegri, interventor de Vialidad y por disposición del señor gobernador   le comento que  puedo ofrecerle un trabajo como  AYUDANTE DE TOPÓGRAFO-. Me dice que el trabajo en sí que no es difícil hacerlo  y sería una manera rápida de solucionar mi inconveniente laboral. Realmente me sorprendió la velocidad  que mostró Carlos L por el tema laburo pero yo, haciendo uso de total sinceridad le contesto al mayor Pellegri.-Señor, agradezco su intención de solucionar mi tema de trabajo pero debo sincerarme con usted y le digo que no me siento capaz de hacer algo que desconozco. Pídame un arreglo musical para una orquesta sinfónica de 120 músicos y se lo hago porque esto es lo mío , mi actividad que es totalmente musical. El mayor  P me contestó que me felicitaba por mi sinceridad y agregó-Tengo una sarta de vagos que no saben hacer nada e igual hay que bancarlos-.                 La historia, ésta historia debería terminar aquí pero lo que siguió a continuación hizo que el gobernador me diera una carta de recomendación al jefe de policía ,Teniente Coronel Díaz Colodrero, quién solamente me ofrece el puesto de “Agente de policía”. Le explico que ya estuve dos veces en la banda de música con esa jerarquía, lo que es un arreglador orquestador y que le corresponde el grado de Oficial. Hubo negativa y a pedido de Carlos L fui a casa de gobierno para comentarle el resultado. Al comentarle el NO del jefe policial inmediatamente entró en el despacho del gobernador y al salir me dice que vaya nuevamente a verlo al jefe policial de parte del gobernador. Al ir allí dicho jefe policial no me  atendió pero me envió al entonces jefe del Departamento Personal (Hoy se esta área se llama  Recursos Humanos) Comisario Inspector Manuel García Vázquez, que posteriormente se convirtiera en jefe de la policía (Comisario General por supuesto).Yo ya conocía a “Manolo” porque era amigo de Ricardo Contr.,y cuando me vió me preguntó el porqué de mi visita a la dependencia policial, le comenté todo y me dice que eso era un tema de fácil solución y le pidió al oficial que hacía de secretario suyo que le trajera el nomenclador de cargos.-Aquí hay un cargo pero esto no es regalo porque tiene que ir a concurso público-,me  comenta Manolo y le dije que todo me parecía bien.
Ahora sí éste es el final de este tema porque terminé ganando dicho concurso y regresé a la banda de música después de diez años, ya convertido en oficial y segundo jefe de la banda  de música y posteriormente me convertí en director de la misma (Terminé mi carrera policial como Comisario Inspector, máxima  jerarquía que corresponde a los músicos).

Mi eterno agradecimiento es para  don Niceto Echaury Ayerra, Carlos Lorenzo , Manuel García Vásquez y por supuesto a mi amigazo Ricardo Contreras.

martes, 14 de marzo de 2017

ROX-EDIM 2014

                                        
Año 2014.(como el título lo dice).
Esto prácticamente ya es historia actual. EDIM significa Escuela De  Instrumentos  Musicales, y Rox es mi señora.
Comenzamos a dedicarnos a la enseñanza musical abarcando una gran variedad de instrumentos musicales.
Todo comenzó cuando ya faltaba poco para mi retiro policial (jubilación) y vale señalar que cuando quedé como director de la  banda de música (Policía del Chubut) –año 1992-había suspendido mi actividad de enseñanza porque además de la dirección proseguí escribiendo los arreglos orquestales y un director por el hecho de estar al mando de la sección musical también debe manejar las cuestiones administrativas o sea que con todo este “bolonqui” era imposible haber seguido enseñando.
Comenzamos dando clases  en el comedor de casa que es muy amplio  pero como de a poco comenzaron a enterarse que yo había vuelto a enseñar música, empezamos a tener más alumnos. Eso nos decidió a pensar en construir un piso en nuestra propia casa por motivos de comodidad y pensando que de esa forma no debíamos ir a alquilar un lugar y bancarse un alquiler (esto es pérdida) sobre todo porque paramos los tres meses como la escuela primaria y secundaria.
Con los alumnos armamos una orquesta de jazz, de tango y grupos infantiles con diversos instrumentos (violín, acordeón, guitarra, entre muchísimos otros).
Rox y yo tocamos con todos los alumnos. Este tipo de presentaciones comenzamos a efectuarlas en 2013.
El suceso del año  2014 es el motivo principal de esta historia.
Estuvimos con los preparativos para la actuación que como todo lo que lleva organizar un evento desgasta al extremo sobre todo porque no se puede estar en la parte artística después de haberse gastado todas las energías en la faz organizativa (Esto lo aprendimos y no se nos borra más).
Para mí fue el año del requilombo porque hubo muchos cambios y ensayos para la puesta a punto. Al igual que el año anterior, nos quedamos sin trompetas y estaban solamente los saxos para tocar. Aquí se armó la cuestión. Uno de los alumnos, que ya tocaba en un conjunto fuera de nuestra escuela ,ya conocía el preparativo que hacen principalmente los rockeros, que comienzan a hacer pruebas de sonido como cuatro horas antes del espectáculo y se puede escuchar al batero dándole maza al bombo (pum, pum, pum, un ruido infernal) hasta que el sonidista acierta el sonido. No es joda, esto puede durar 30 minutos de bombo solo. Después sigue el Redo, los Tones y platos. Este alumno de saxo cuando vió que nosotros no hicimos ninguna prueba de sonido calificó mal nuestra experiencia en estas formas y se calentó porque no hubo prueba de sonido.(¡ja!).¿Cómo vamos a hacer prueba de sonido a 14 números que presentamos? .Calculemos modestamente a promedio de  una hora por número artístico serían 14 horas de prueba (¡Andá a c…!).A este saxo menos se sumó el segundo por enfermedad comprobada y el tercero fue un “NI” (ni un sí ni un no para actuar).Dió una elegante excusa pero no quiso actuar. Entonces quedó solamente Rox con el saxo (Un alto Selmer París) y mientras fuimos a casa y traer los instrumentos que faltaban (Se nos olvidó el bombo por lo tanto el número folclórico fue sin él) y decidimos hacer un tema del repertorio y la parte orquestada fue reemplazada con improvisación jazzística. La orquesta se transformó en cuarteto formado por saxo alto, guitarra, bajo y batería.
En un tema jazzístico se muestra la melodía propia y luego se improvisa sobre los acordes de la misma. Rox muestra la melodía del tema y luego comienza a improvisar. Yo esperaba el pase para también improvisar pero ella seguía, seguía y seguía. Nuevamente muestra la melodía para final del tema. Yo quedé sin improvisar pero nada le dije.
Pasamos dos días con el cuerpo dolorido por el ajetreo haciendo comentarios del desarrollo del espectáculo/recital. Al tercer día otra vez hablando de lo mismo le dije con tono resentido –No me dejaste hacer el solo de guitarra en el tema, lo hiciste todo para vos-.Mis palabras fueron un baldazo de agua fría para ella. Después de la sorpresa  arrancó con un tremendo ataque de risa y me dijo ­­­­­­­­­­­­­­­­­­__ Tenés razón. Si no me lo dices ahora no habría caído en cuenta  ( “Me entusiasmé, me  entusiasmé”, como decía una propaganda local)—.

Quedó pendiente mi venganza para cuando me toque hacer el solo a mi primero antes que ella. (“La venganza será terrible” remedando el título del programa de Alejandro Dolina).

viernes, 10 de febrero de 2017

Billy Cafaro

                                                            
Año 1959.
Escribo esta historia porque a una respuesta que le dí a Fabio de Río Negro  referente a historias de música en este año 2016,apareció el nombre de Billy Cafaro (Luis María Cafaro, su verdadero nombre según datos de “Wiki”.) y al comentarle sobre él me dí cuenta que dentro de las historias contadas en “Desculando Guitarras”, a Billy C no lo había tenido en cuenta y por eso nacen estas líneas.
Contaba en ese entonces con dieciséis  años de edad. Ya tenía dos años de “antigüedad “ en la guitarra eléctrica.(Conocí este tipo especial de  guitarra por casualidad y ya lo narré en otra historia).
Los guitarrista “eléctricos” en ese momento eran mi gran amigo y buen guitarrista Mario Fioramonti y un tal “Chinchy” García al que no conocía personalmente. Creo que a ninguno de los dos les hubiere interesado tocar acompañando a Billy C., y la cuestión es que  vinieron a buscarme para hacer ese trabajo.
B.C no traía partituras y en ese entonces no me hubieran servido de nada porque todavía no leía música (Leer es una cosa, deletrear es otra). Vale aclarar que con Billy C no hubo ensayo. Solamente darme el título de los temas que él iba a cantar, la tonalidad de ellos  y listo. Se quedó tranquilo porque le dije que conocía todos sus temas grabados. Él no era autor/compositor  y en ese entonces cantaba versiones exitosas que si sus  originales no eran del idioma castellano él lo hacía con muy buenas letras que seguramente eran hechas por el especialista argentino  de esa temática  cuyo seudónimo es Ben Molar (Moisés Smolarchik Brenner,su verdadero nombre según datos de Wikipedia).
Otros datos de “Wiki” que los considero erróneos es considerar  a Billy C  como cantante del género “Rock” cuando realmente era un cantante  “Pop” (en ese entonces no existía esta clasificación) porque cantaba baladas, rock lento (Esto es una balada en 12 tiempos) y temas rápidos como el “Pity Pity” que sonaba a fox modernoso.
Yo tenía un ampli de 15 watts que hoy  sirve únicamente para estudiar la guitarra eléctrica pero para ese entonces no estaba nada mal porque era valvular y ya se sabe que a la misma potencia señalada y comparada con un ampli transitorizado, el valvular tiene más potencia ,y el amplificador de “alta potencia” para poner música bailable en todo  local y clubes al aire libre y  el que utilizaba el cantante, tenía 60 watts.
El único acompañante que tuve era un baterista que lo apodaban “Muerte”, tal vez por su aspecto desgarbado, flaco como él era. Tenía una porquería de batería de tres cuerpos, un modesto hi hat y un deprimente plato. Yo tenía una guitarra de luthier santiagueño modelo Les Paul diseñada por mí pero a diferencia de las Gibson Les Paul (Hoy tengo una)  que son de cuerpo macizo, ésta era de media caja, muy liviana, con  un mic Morgan  industria argentina comprado en Bs As por una tía  mía ya que en Sgo del Estero nada había.
El único mérito que puedo citar es que tocamos todos los temas “a tempo”.
Es una pena que un cantante del nivel de popularidad como B.C haya tenido que cantar con el mínimo acompañamiento de dos músicos cuando sus grabaciones fueron hechas con el famosísimo arreglador orquestador Lucio Milena y una poderosísima orquesta.
Lo siento Billy C, hoy me duele esta pobreza musical vivida y me gustaría acompañarte ahora y/o que pudieras grabar con arreglos míos pero el tiempo tiene su tiempo, valga la redundancia.
Y voy a utilizar otra redundancia para señalar que tu grandeza artística es grande.

¡Por siempre BILLY CAFARO¡

jueves, 19 de enero de 2017

Barry Moral Clarinetista

                                                                    
Año 1965.
En mi corta estada en Buenos Aires, a pesar de ello pude tocar con músicos importantes que hicieron historia en nuestra música argentina.
Tal es el caso  el poder haber tocado con Barry Moral, músico que ejecutaba muy bien el clarinete. Conocía de su existencia por haber escuchado desde niño sus grabaciones.
Raúl Alberto Morales Luque es su nombre completo pero la fama musical la hizo con su seudónimo “Barry Moral”.
Buenos Aires fue para mí un momento de mi vida en el que si bien había trabajo se ganaba muy poca plata y lo  bueno de ese tiempo era de que yo podía tocar con músicos de real capacidad y Barry Moral es uno de ellos.
Uno de los consejos musicales que siempre tuve en cuenta era  que había que tocar con músicos que tuvieran mucho oficio para aprender de ellos lo que no se aprende en los libros ya que a la experiencia uno la desarrolla y es el mejor y total aprendizaje que uno puede cometer.
Como en la  actualidad uno puede “guglear” me puse a conocer más de Barry Moral. Así me  entero que era cordobés, cantante y que también tocaba el saxo aunque cuando yo lo acompañé no cantó nada y solo tocó el clarinete. Indudablemente es dueño de una extensa trayectoria artístico musical. No me  da el recuerdo para decir si fueron dos o tres actuaciones que integré su conjunto. Sí puedo decir que éramos tres músicos de acompañamiento, una batería, un bajo y yo  con guitarra eléctrica. El trío de acompañamiento era un punto en la nada en comparación a las orquestas  que tuvo este prócer musical .Hoy lamento el no haber podido acercarme más hacia él para compartir siquiera un diálogo donde me permitiera escuchar algunas de sus historias que presupongo singulares y anecdóticas.
Por la información “guglera” puedo calcular la edad que BM tenía en ese entonces y eso fue lo que realmente me produjo una sorpresa en comparación al músico que ví en ese momento. Los 55 años reales que él tenía cuando lo acompañé  jamás los hubiera imaginado porque realmente me pareció que tendría 10 o 12 años más .Tenía un aspecto demacrado que fue lo que me hizo pensar en la edad que aparentaba. Prácticamente estaba recién llegado de  Norteamérica donde estuvo 4 o 5 años residiendo.
Él tocó bien, a la altura de sus antecedentes o sea que no era para pensar que estábamos tocando con un músico venido a menos por los años (un pobre viejito).
Lo que sí me hizo sentir mucha bronca era  la cuestión que causaba risa a los músicos del  trío.
En un momento de los preparativos para la actuación descubrieron que BM usaba un bisoñé, también conocido como peluquín. El bisoñé es una peluca chica para tapar la calvicie de los hombres.
Reservo para dar final a esta narrativa  pensando en la actitud de mis compañeros músicos de ese trío que indudablemente no tenían ni la puta idea de con quién estaban tocando y con seguridad más les importaba la moneda de este trabajo que sentir el orgullo de haber tocado con tan importante músico, que es lo que yo sí realmente  lo sentí.

El gran recuerdo para Barry Moral.

martes, 4 de febrero de 2014

Si lo sabe cante

Año 1999.
Enteramente dedicado a la dirección , arreglos orquestales y el mandato como jefe de la banda de música policial chubutense,prácticamente había suspendido mi actividad como músico de conjuntos  / orquestas y por supuesto también  la enseñanza musical.
Algunas cositas sueltas,como el acompañamiento al gran percusionista Domingo Cura en Puerto Madryn (Ver  Domingo Cura-Sacerdote no.Percusionista de los buenos.-10 de julio de 2011)hacen que sea como lo señala el viejo dicho "...pierde el pelo pero no las mañas" o el otro que dice "Nunca digas nunca",señalan que por cualquier motivo uno siempre  "vuelve al ruedo",motivado tal vez por las ganas de hacer lo que siempre hizo y con mucho gusto.
Estaba en mi vivienda actual,comprada hace poco tiempo anterior a la fecha de estos sucesos,motivo por el que muy pocos sabían de mi paradero y si alguien quería contactarse conmigo tenía que ir a Rawson,Chubut donde se encuentra la banda de música.
Un día apareció por casa un muchacho a quién poco conocía realmente.Sabía que era músico,que tocaba el teclado en un grupo de Trelew (él era de Rawson,Ch) pero nunca habíamos trabajado juntos.Me comentó que lo habían buscado para que organizara un conjunto de acompañamiento para el espectáculo del famoso conductor de televisión Roberto Galán,creador del programa "Si lo Sabe Cante".
Además me comentó que ya tenía baterista y bajista pero no tenía guitarrista.Continúa diciéndome que por el solo hecho de conseguir tenía el guitarrista que tocaba en su conjunto pero ése no era el problema real.Había que acompañar a 40 o 50 concursantes para hacer la preselección de 10 que quedarían para la final.Los finalistas serían acompañados por un pianista de Buenos Aires que venía con el contingente del programa televisivo y se trataba de Ferrucchio Marzán,destacado músico y además papá del no menos famoso pianista Mario Marzán.
¿Cuál era el problema? Los concursantes (y ahora pensándolo bien me parece que eran como 60) por el hecho de ser aficionados no tenían una partitura de lo que cantaban y los que cantaban sin acompañarse con un instrumento,casi siempre una guitarra,no sabían en que tonalidad lo hacían.
Los músicos locales si bien estaban en conjuntos,no dominaban todos los géneros,entre ellos folclore y tango porque toda su vida  se habían dedicado a tocar música de baile o sea los temitas que en ese momento estaban de moda.
Este muchacho que me vino a buscar  ya sabía de mi experiencia en todos los géneros musicales además de mi buen oído musical. como para  buscar la tonalidad correcta de los concursantes.
De hecho acepté pero no por la moneda que pagaban sino mas bien por el hecho de brindar una solución al musical problema.
La selección la hacían en el gimnasio municipal de Trelew a partir de las 18 horas.Realmente estaba unas seis cuadras de casa o sea que trasladarme hasta allí no era problema.Llevé mi Gibson Les Paul 1968 y una vez instalado comencé a escuchar a cada uno de los participantes.
El tecladista tomaba nota del género y la tonalidad de cada tema y participante.Los otros músicos escuchaban lo que yo iba haciendo para formarse una idea de lo que se trataba porque no habría ensayo con ellos y teníamos que acompañarlos directamente cuando comenzara la previa para el público asistente.
Creo que solo hubo una media hora de descanso entre el final de las anotaciones y el comienzo del espectáculo con  público  para hacer la preselección y una vez finalizada con la elección de los diez mejores,éstos quedarían como finalistas a competir entre ellos pero ya con el mismísimo Roberto Galán en una transmisión directa para todo el país.
Con todo el conjunto yo ya estaba ubicado en el escenario para realizar el acompañamiento de los participantes pretendientes a ganarse un lugar para la gran final.Comenzó el espectáculo y cabe señalar que del sonido se hacía cargo una empresa local.Los encargados del movimiento de los micrófonos estaban atentos a los participantes según la necesidad microfónica con uno o mas micrófonos que entraban y salían del escenario.
todo marchaba bien hasta que sucedió lo inesperado.Sube a participar un cantante no vidente que además de nuestro acompañamiento se hacía  el acompañamiento propio con su guitarra acústica cuerdas de acero que teñía micrófono  tal como tienen todas las guitarras en la actualidad y tan solo se necesita un cable de conección directa a la consola de sonido.
La verdadera locura del espectáculo por la diversidad de los intérpretes o tal vez cierta  inexperiencia del encargado de los micrófonos que atendió al cantante no vidente  (había dos o tres encargados de micrófono) , hizo una sorpresiva acción motivo de esta anécdota.
Pusieron el micrófono para la voz del cantante y éste pidió conectar su guitarra.En forma veloz e inesperada el encargado de las conexiones en el escenario sorpresivamente agarra el cable de mi guitarra Gibson dejándome sin sonido,llevándose el cable para la guitarra del no vidente.
Recuerdo que del costado del escenario el pianista Ferrucchio Marzán le gritó a viva voz:-Pero pedazo de pelotudo,le estás quitando el sonido al músico de quién depende este espectáculo.Volvé a conectarle la viola y arreglátelas de otra forma si te falta un cable de conexión.-
No faltaba ningún cable.El encargado de sonido indudablemente lo hizo por comodidad y para ganar tiempo.
De allí en adelante siguió todo con normalidad.Al finalizar nuestra tarea de acompañamiento tuve algunas palabras con Ferrucchio Marzán con algunos recuerdos de mi actividad como músico en Buenos Aires.Despidiéndome de él cargué mis cosas con la ayuda de mi amigo el baterista Rulo Santana,quién me había acompañado al evento.
Rumbo a la salida alguien del público,una joven y hermosa señorita me invitó para que me quedara a ver el espectáculo con Roberto Galán.
Las palabras que me dijo Rulo Santana mientras me acompañaba a la salida son irreproducibles (Ja,ja).

lunes, 20 de enero de 2014

El Acordeón

El acordeón a piano es un instrumento maravilloso que se ha metido de lleno en la música popular argentina,o sea la música de baile y la música nativa argentina.
Comencé a escuchar el acordeón (a mis trece años) porque habían dos famosos conjuntos en esos años que tenían acordeón y guitarra eléctrica,yo por supuesto con el entusiasmo de escuchar a los guitarristas sobre todo porque jamás había visto una guitarra eléctrica.
Uno de ellos era el dúo (en realidad era un sexteto) WASHINGTON-BERTOLIN, integrado por el guitarrista(chaqueño) Martin Washignton García y el acordeonista Osvaldo Bertone.,y el otro conjunto se llamaba LOS CUATRO AMIGOS donde participaba el guitarrista Héctor Condró como primera guitarra
y Enrique Costa (Costita) como segunda guitarra, quién después se transformó en el guitarrista rítmico obligado para todas las grabaciones profesionales porque era un artista del rasguido,y el acordeón en manos de Roberto Vignola..
Los avatares de mi vida musical me dieron la oportunidad de poder tocar con estos prestigiosos acordeonistas en diferentes etapas de mi vida.
Roberto Vignola fué el primero con el que me contacté (calculo en el año 1966) en la boite "Mi Casita" en Buenos Aires.Mi amigo Pinky Rubano,baterista (hoy manager de Valeria Lynch,Sandra mihanovich,etc) me contactó con Vignola porque necesitaba un guitarrista.Vignola tocaba el piano únicamente,o sea que el acordeón brillaba por su ausencia.Transcurrido un tiempo de tocar allí y en las conversaciones que teníamos en los descansos le comenté que yo había escuchado mucho a Los Cuatro Amigos y que me gustaría muchísimo que en alguna noche  se trajera el acordeón para tocar algo del repertorio de su famoso conjunto.Una de esas noches Vignola apareció con su acordeón, un poderoso Scandalli de 120 bajos.Esa noche yo toqué el cielo con las manos porque estaba acompañando a uno de mis grandes ídolos que influyeron en mi formación musical..Roberto Vignola me hizo un importante elogio ,sobre todo para mis 21 años de edad,diciéndome algo parecido a lo que aquí digo:-"pibe,te sabés de memoria todo el repertorio de Los  Cuatro Amigos y manejas muy bien la guitarra en todos los ritmos,en todos los géneros"- y extendió su elogio diciéndome que "Después de Condró sin lugar a dudas sos el mejor guitarrista que tuve,y mirá que tuve muchos y buenos".

Con el acordeonista Bertolin tengo que remontarme mas o menos al año 1980.Yo estaba haciendo la dirección musical en Santiago del Estero en el restaurante "Sweepy" que traía espectáculos de Buenos Aires y como en la mayoría de las veces fuera de la Capital Federal hay pocos músicos que lean música en la especialidad de acompañamiento "de todo",Santiago del Estero no era la excepción (todos orejeros) .En ese momento yo estaba "de paso" y por cuestiones monetarias me quedé un tiempo a laburar.
Trajeron a Bertolin desde Córdoba porque ya estaba radicado allí y tal vez por cuestiones de comodidad ya no tocaba el acordeón (muy pesado) sino el órgano (hoy se dice "Teclado").En esa oportunidad hubo poco diálogo,tan solo los temas que iba a tocar,la tonalidad de los mismos y a tocar sin haber ensayado (Por supuesto que me encargué en forma posterior de las instrucciones musicales para el acompañamiento del caso).
Y como estamos hablando del acordeón,tampoco quiero dejar de mencionar al rosarino Atilio Cavestri,virtuoso acordeonista solista que vi tocar cuando estuvo de visita en Santiago del Estero,mas o menos en el año 1959 (yo con 16 años) empleando su mano izquierda como si tuviera un teclado de piano en vez de los botones correspondientes.Los acordeonistas concertistas tienen acordeones especiales que transforman el sonido de los botones de la mano izquierda en sistema cromático que se llama Sistema Bassetti,pero creo que el que usaba Cabestri era común .
Volviendo a mis dos grandes ídolosVignola y Bertolin,el haber tocado con estos grandes acordeonistas significó para mi el haber vivido esos musicales momentos que tienen preponderancia cuando en el rincón de los recuerdos uno tiene satisfacción por lo que pudo tornarse en realidad,todo aquello que en su tiempo significó solamente admiración por ellos.
¡Grandes,Vignola y Bertolin!.

jueves, 28 de febrero de 2013

JURADO

Esta pequeña historia engancha tres motivos distintos entre sí en los que participé como jurado de lo que se elegía en ese momento.No pusimos fecha del momento en que sucedieron porque distan mucho entre sí tanto en el diferente tiempo transcurrido como en el tema a concursar.

Enumero estas instancias para darle un orden al relato.
                                              1-Jurado de boxeo.
                                              2-Jurado de belleza.
                                              3-Jurado de música.

El primer tema surge porque en un momento de mi vida se me dió por concurrir a los espectáculos boxísticos de Trelew,tal vez entusiasmado por los campeones mundiales argentinos que comienzan con Pascual Perez y siguieron Horacio Acavallo,Carlos Monzón,Nicolino Loche y Víctor Galindez.
En ese momento ví un jovencito que tenía una derecha demoledora y que terminó siendo campeón provincial en su categoría.
Como por seguir la trayectoria de este muchacho mi cara se hizo bastante conocida en el ambiente boxístico de ese entonces,hubo en un momento un pedido de quien era la máxima referencia del boxeo local para que hiciera de jurado en varias peleas amateurs  del programa de espectáculo de ese día.
Allí me enteré que desde el comienzo de la carrera de un boxeador y sobre todo aquel que ya comenzaba a contar con la simpatía/aval del máximo patrocinador,salvo que perdiera por nock out,tenía todas a su favor para ganar.
Recuerdo que yo estaba en un lugar  alrededor del cuadrilátero pero con instrucciones de darle mi veredicto de ganador al boxeador que el Máximo Patr. me indicara con un simple e imperceptible cabeceo.

El segundo tema sucedió en el interior de la provincia (Chubut) en un lugar al que fuí con la banda de música.Como era un pueblo chico y sobre todo yo era "de afuera",este aspecto cubría la aparente parcialidad que debe tener un jurado.En esa oportunidad fuí elegido para ser jurado de un certamen de belleza porque elegía  la "reina de" y estaba como referente organizadora de este certamen una conocida figura femenina de Trelew.Cuando terminó el paso de las concursantes nos retiramos a una sala interna de donde se hacía el concurso y comenzamos a hablar sobre la votación de cada uno en forma personal.
Cuando la "manda mas" del certamen dijo y señaló que había que votar por "XX" y yo le dije que  a mi parecer la preferencia era por otra chica ,se enojó muchísimo y vociferando dijo que había que hacer y votar según lo que ella decía (mas bien lo que ella ordenaba).

El tercer tema es "de mi palo".,la música.Esto fué en un concurso de música integrado por un jurado de Nación y dos por la provincia,siendo yo uno de ellos y participando en varios concursos mas en años posteriores como jurado del Pre Cosquin.
Siempre se tuvo en los distintos concursos musicales una total independencia por la elección con puntaje y nota de criterio/concepto personal que a su vez todo concursante tenía derecho a leer y asímismo protestar
si así lo considerare.
Si se quiere tildar esto de "raro" porque difiere totalmente en su forma de elección es que en todas las ocasiones jamás hubo un pensamiento dispar entre los jurados y siempre se votó teniendo en cuenta la calidad artística musical de los competidores ganadores.

¿Porqué hubo diferencias totales entre estos tres aspectos señalados con relación a la elección donde debe ganar el mejor?No lo sé.
Solo la música tuvo la verdad.